Cómo Cuidar un Bonsai

Cómo Cuidar un Bonsai

Los cuidados que se deben dar a un bonsái dependen en gran medida de la especie de árbol que tengamos, pero hay unos mínimos básicos comunes a todos ellos.

Ubicacion: primero que hay que tener claro cuando empiezas a cuidar un bonsái es el lugar donde lo vas a situar, hay tener en cuenta la iluminación del lugar, la exposición al sol.

El riego del bonsái: El riego es fundamental con él se disuelven los elementos que hay en el sustrato y de este modo, la planta puede absorber. Lo principal es estar atentos al follaje del árbol y a la humedad de la tierra, riega tu bonsái con agua de lluvia cuando la tierra se encuentre ligeramente seca.

Cómo regar un bonsái: Lo ideal es utilizar una regadera que tenga agujeros finos o con una lanza de riego lo más larga posible. Riega hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje y mojando las hojas. Hazlo en dos tiempos para asegurarte que la tierra se empapa completamente.

Abonando los bonsáis: El bonsái, como todas las plantas de maceta, tiene un espacio limitado donde desarrollarse, por lo que los nutrientes de los que dispone son muy limitados, para ello deberíamos pensar que el fundamento de la nutrición del bonsái debe estar basado en lo que ofrece el medio natural.

El humus líquido, cuya base es el humus de lombriz, aporta todos los beneficios de este: crea una comunidad de microorganismos en el suelo que ayudan a la nutrición de una manera natural

Cómo podar un bonsái: La poda es la acción que hará que tu árbol consiga la forma adecuada al estilo de bonsái que tengas en mente. En general debe hacerse en el momento de inactividad del árbol.

Pinzar: El pinzado es indispensable para mantener la forma del bonsái. Es muy simple, corta los crecimientos longitudinales del año que rompen el perfil del follaje de la copa del árbol y utiliza unas tijeras bien afiladas.

Asesoramos en proyectos de Paisajismo, Diseño y Mantenimiento de Jardines

Top